A 10 años de su liberación, ¿por qué Britney Spears perdió su salud mental?

FARANDULA_A_10_AÑOS_DE_SU_LIBERACION_POR_QUE_BRITNEY_SPEARS_PERDIO_SU_SALUD_MENTAL

Hoy en día, la princesa del pop, Britney Spears, es más que una cantante famosa; es un símbolo cultural lleno de significado. La artista comenzó siendo una niña prodigio que rápidamente ingresó al equipo de talentos del Club de Mickey Mouse, luego se encargó de ponerle fin a la inocencia de las faldas de cuadros de las colegialas estadounidenses, de paralizar el mundo para enfocarlo en su sensual baile acompañado de una enorme serpiente, de lucir los outfits de parejas más icónicos en la moda, de formar parte (junto a Madonna y Christina Aguilera) del beso más recordado de toda la historia, de protagonizar uno de los matrimonios más cortos en Las Vegas y de un sinfín de momentos que, para 2007, la llevaron a tocar fondo en una crisis que le arrebató su salud mental.

Justamente hace 10 años, en febrero del 2007, Britney Spears sorprendió con una nueva imagen, luego de llegar a la peluquería Esther’s Haircutting Studio del Boulevard Ventura, en Los Ángeles, California, y de que la encargada se negara a hacerle “un cambio de look drástico”, decidió raparse ella misma la cabeza, mientras un montón de gente paparazzis inmortalizaban el momento.

Al terminar, Spears se miró fijamente al espejo y, sin pronunciar palabras, se puso a llorar desconsoladamente, mostrando sin tapujos la pérdida de su salud mental, causada por la adicción, la inestabilidad y el furor mediático.

Días después, Britney volvió a cubrir todos los tabloides y portales de noticias del mundo del espectáculo por agredir al paparazzi Dano y destruirle los vidrios de su vehículo con un paraguas, manifestantes el hecho como un símbolo de rebelión, de saciedad y de subversión en búsqueda de crear una sociedad más justa y más libre, nada parecida a la que la acechó los años anteriores.

En 2004: se casó con su amigo Jason Alexander en una ceremonia de Las Vegas; y 55 horas después se divorció, dio a luz a su primer hijo Sean Preston, producto de encuentros fugaces con su bailarín Kevin Federline, quien para el momento tenía una novia embarazada, pero eso no le impidió contraer nupcias con la cantante. Para 2005, estrenó Britney & Kevin: Chaotic, un reality show que exhibía las penurias de la pareja.

Un año más tarde, en 2006, vuelve a dar a luz, esta vez a Jaden James, a pesar de que semanas atrás los medios cuestionaran su capacidad para criar a los niños, debido a que fue fotografiada conduciendo con Sean en brazos. Luego, alega que ella y Federline tienen diferencias irreconciliables y decide divorciarse; refugiándose en las fiestas con Paris Hilton y Lindsay Lohan, lo que termina con una representante del mundo pop buscando desencasillarse a como de lugar.

Más adelante, presentó en los VMA’s 2007 su sencillo Gimme more, y con la mirada perdida brindó la peor actuación de su carrera.

En octubre de ese mismo año, perdió la custodia de sus hijos y solo se le concedieron visitas con previo acuerdo. El 31 de enero de 2008, bajo efecto de sustancias ilegales, secuestra a los niños y se opone a que regresen con su padre; entretanto, la policía suspende los encuentros regulados y exige el ingreso de la artista en un hospital psiquiátrico.

Por su parte, el juez declaró que Britney Spears quedará bajo la tutela de su padre y su abogado, quienes tendrían libre acceso a la fortuna y las propiedades de la cantante, pero a su vida regresa Larry Rudolph, su primer manager y un gran amigo que la ayuda a volver a tomar el camino hacia la estabilidad y el éxito: consiguió el permiso para ver a sus hijos, volvió al escenario de los VMA’s, ganó 3 importantes premios, regresó triunfalmente con nuevo disco, formó parte de distintas series de televisión, marcó varios récords con las listas de Billboard, consiguió una residencia en Las Vegas, y aunque no ha podido arrancarse las etiquetas que la llevaron a decaer mentalmente, triunfó en el plano personal y artístico superando el infierno dantesco que atravesó, protagonizando una vida digna de contar en la pantalla grande.

Recuerda siempre un mantra que asegura: “si Britney pudo con el 2007, tú puedes con cualquier cosa”.

FUENTE: farandula.com

Esta noticia te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*