Una batalla de divas y quizás también política en el Grammy

1486737303119

Los Ángeles.- ¿Cual diva se llevará los mayores honores en el Grammy? ¿Adele, que conquistó la cartelera con sus baladas rompecorazones o Beyoncé con su disco casi artesanal de sonido osado?

Las dos cantantes se enfrentan en las tres categorías principales este domingo en Los Ángeles en los premios más importantes de la música, cuya vitrina puede servir para que las estrellas entren en el tenso debate político estadounidense.

Beyoncé, que lidera los Grammys con nueve nominaciones, hará su primera aparición pública desde que dio la buena nueva de su embarazo de gemelos con su esposo Jay Z, en un anuncio de enorme repercusión en internet.

La cantante de 35 años, que ganó fama con un pop sazonado con R&B, fue más osada y provocativa en “Lemonade”, que entrelazó con una película.

En su mayor aproximación al hip-hop pero que coquetea también con el rock y hasta con la música country, el álbum es una poética exploración de la experiencia de la mujer afroestadounidense, en la que aborda además duros temas como la infidelidad y la brutalidad policial.

Beyoncé ha gando 20 Grammys en su carrera, aunque para decepción de sus fans ha perdido en las principales categorías como álbum y grabación del año, que premia a la canción principal.

Pero en su camino al gramófono está Adele, que busca pelear las principales categorías con su éxito de ventas “25”, lleno de baladas para el despecho como “Hello”.

“25” ha sido el disco más vendido del mundo desde que la británica lanzó “21”, que ganó Mejor Álbum del año en 2012.

También compiten por el premio más cotizado, el rapero canadiense Drake, que rompió récord en plataformas streaming con sus canciones bailables.

Y no se queda atrás “Purpose” de Justin Bieber, en el que el muchacho de los tabloides revive su sonido con ayuda de productores electrónicos, y “A Sailor’s Guide to Earth” de Sturgill Simpson, quien le dio una pincelada intelectual a la música country con letras inspiradas en la filosofía budista.

¿Trump en la mira ?

Además de su amor por la música, a muchos artistas convocados al Grammy los une su rechazo al presidente Donald Trump.

Beyoncé, Adele y Drake han criticado el discurso antiinmigrantes del magnate republicano. Y en el espectáculo del domingo participarán cantantes como Katy Perry y Lady Gaga, que hicieron campaña por la derrotada Hillary Clinton.

Desde la llegada de Trump al poder, los artistas se han dedicado a criticarlo. Y el mandatario, que es un ávido consumidor de la televisión, no ha vacilado en contraatacar por Twitter.

Se espera que Perry estrene su nueva canción “Chained to the Rhythm” luego del frenesí que creó con las pistas que reveló en Twitter, donde es la persona con más seguidores del mundo, para llegar a más de dos docenas de bolas de espejos por todo el mundo y permitir escuchar la canción a quien las encontrara.

Lady Gaga por su parte tendrá una única y poco común participación en la gala, pues tocará con la legendaria banda metal Metallica.

Su presentación viene una semana después de que cantara en el medio tiempo del Superbowl ante una audiencia de 117 millones de televidentes, en la que dio un mensaje de aceptación social.

La ceremonia marcará el regreso a los escenarios del dúo francés electrónico Daft Punk, con sus trajes de robot, que no han tocado en público desde la edición de los Grammys en 2014.

Los fallecidos íconos de la música Prince y George Michael tendrán esa noche su tributo.

Los latinos

Jesse & Joy, Illya Kuryaki & The Valderramas, Fonseca, Carla Morrison y la Sonora Santanera buscarán por su parte el Grammy en las categorías latinas que se entregan en una ceremonia previa a la gala.

El dúo de los hermanos Huerta aspirará al gramófono al Mejor Álbum Pop Latino por “Un besito más”, que también les valió un Grammy Latino en noviembre.

FUENTE: eluniversal.com

Esta noticia te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*